¿Puedes vivir del culturismo? Porque yo quiero ser IFBB pro…

En primer lugar, debo iniciar el post con el dicho “el león nace, más no se hace”, con ésto quiero decir que si te gusta el gym y hacer deporte dificilmente vas a abandonar tu estilo de vida, pero si entrenas para algún día “ser millonario” luciendo tu fisico, o sea, solo por dinero… vas a darte un golpe de frente, y quizá, hasta te deprimas, y no lo digo yo, lo decimos todos los que hemos enfrentado crisis.

Por fortuna, tengo una profesión, y sin ganas de ofender a aquellos que no, hablo desde mi punto de vista personal, moral, social, etc creo que es lo mejor que te pueden dejar tus padres, porque a como está la cosa en mi país, vivir de tener un buen cuerpo emm, no deja mucho, de hecho no deja nada.

Incluso, en el mundo, el culturismo está muy mal pagado. Varios culturistas (que también son entrenadores) que conozco han tenido que estudiar algo, no sé, nutrición, para trabajar de ello y poder sobrevivir… porque la neta, como monitor simplemente, no ganas mucho, a duras penas si trabajas horas extras, y cierto es, que cada vez, hay más gente preparada a nivel académico que está en todo su derecho de exigir buena paga a diferencia de los entrenadores que están hechos de oficio, solo de experiencia propia, sin conocimientos de base.

Pongo un ejemplo, mi entrenador, si, el que me enseñó todo lo que sé de culturismo, en un principio sólo terminó la preparatoria, y se dedicó de lleno posteriormente al culturismo. Creció, se puso magro, compitió, y ganó lo que los premios de las competencias prometían, y en palabras suyas:

“Inviertes más de lo que ganas, competir y andar en éste rollo es mero ego, mera vanidad, porque económicamente hablando, te va de la fregada”

LA VIDA DESPUÉS DEL FÍSICOCULTURISMO

Dicho ésto, ¿qué hacer? Pues mi entrenador, de nombre Kike, tuvo que estudiar nutrición, algo que más o menos va con lo suyo, y de ahí, ahora, ha podido mantenerse gracias a las consultas, dietas, etc. que otorga a los que asisten a su gym. (Seamos honestos, el que sabe cobra, y el que no sabe, paga para que le respondan)

En los últimos años, ha surgido un montón de gente preparada, con reconocimientos, avales, diplomas, matriculados, y un largo etcétera, que terminan desplazando a los entrenadores o culturistas que saben de este deporte por mera experiencia propia, sin ningún título que les respalde, eso los ha orillado a abandonarse, deprimirse y al final, dejan de entrenar al no ver resultados detrás de todo el sacrificio, es triste.

Concluyo, como entrenador personal sin preparación (sin títulos universitarios), te va mal, por lo menos aquí en mi país. Puede que estés incluso preparado, pero no hay cultura suficiente entre la gente para acudir a asesorarse, no hay de donde sacar chamba pues, y aparte, en los gyms que he visto, he notado como los jefes explotan a los entrenadores, exigiendoles que sean polivalentes, pagandoles una miseria, y aunque estés preparado con alguna carrera, ¿qué? ¿cuanto más te pueden pagar? no demasiado…


Ahora pasando al sueldo del cuturista en si, que no es dueño de algún gym, que solo vive de las competencias, ¿qué tanto gana?

“Cuando llegue a Pro viviré del pago del físicoculturismo…”

Famosa frase, y no es que tenga ánimos de desanimar a nadie, no, de hecho yo también lo pensaba, pero  ¿Cuántos de los  físicoculturistas han hecho en realidad una vida pagada del  físicoculturismo..? Y si me lees, si tu también eres culturista, sabrás la respuesta. La mayoría no, a menos que ya tegas una carrera o trabajo aparte.

Hemos invertido  mucho dinero,  pero no hubo compensación más que una placa de trofeo y tal vez una foto en una revista. Pero para aquéllos que realmente aprendieron una educación de nutrientes para  su mente y cuerpo a través de todo el proceso, ¡felicidades por sus años de formación y de educación! Ustedes ahora serán la inspiración y ayuda que necesitan muchos otros. Pero recuerda, tu conocimiento debe ser ejercitado todos los días a través de los medios sociales, gimnasios, persona a persona o un grupo seminarios, entre otros.

Hay que pensar en cuántos deportes profesionales le pagan a sus atletas mucho dinero para comenzar su carrera sin que la mayoría de ellos hagan dietas extremas, entrenen intensamente, hagan horas de cardio, se bronceen casi todos los días, depletando carbohidratos, cortando el  agua y otros elementos intensos y fatigantes que hacemos nosotros  para ser el mejor en una etapa de competencia culturista, pero a ellos si les pagan más que bien, y a nosotros… ¿Qué pago tenemos?

Después de dos semanas de  tu  competencia nadie te recordará a menos que tú ataques  todos los días los medios de comunicación social y te asegures que tu imagen nunca muera, ésta será la única herramienta que tienes.

Mucho dinero que se invierte, al final no ves ningún centavo regresar, a menos que uses técnicas propias (patrocinios, entre otros) para ayudarte a ti mismo.

Y digamos que, por fin conseguiste tu tarjeta profesional, pero ya no dan más  patrocinios las compañías, tal vez te pongan en una revista, pero no hay que olvidar que vas a empezar todo otra vez en la primaria de nivel  un nivel profesional, ¿qué significa esto? No sólo entrenando y comiendo más, sino asegurándote de que has guardado dinero suficiente para tu propio patrocinio y así tener para todas tus necesidades.

Muchos de los profesionales que he visto o conozco, han decidió renunciar antes de tiempo porque finalmente se encuentran con la desagradable realidad. Sabemos que los que hacen algún dinero son los del Mr. Olympia y sólo los primeros cinco lugares; también tienen dificultades para conseguir un gran futuro, sólo mediante el uso de sus cabales, tal vez puedan lograr más que otros con presentaciones personales por el mundo, enseñando  a otros la mejor manera para triunfar.

Yo amo el físicoculturismo porque a través del mismo me ha ayudado a levantar mi autoestima, me ha  ayudado a educarme a mí mismo, me dio la enseñanza para ayudar a otros en necesidad; todas las fotos de mi cambio a través de los años, mis caidas y subidas, fueron la única forma que me pusieron en el camino correcto para tener algo de éxito en mi vida.

A la mayoría de los físicoculturisatas del pasado ya no los ves en competencias, ni siquiera yendo a verlas. A las verdaderas leyendas como Arnold, Frank Zane y Rich Gaspari, todavía los vemos, ¿pero a los otros? No se encuentran en ningún lado, ¿por qué? Porque la mayoría incluso ya ni entrenan más!!

“El león nace, no se hace”. Cuando nace un león permanecerá un león, cuando te conviertes en león, abandonas el propósito casi siempre.

El físicoculturismo es un deporte para continuarlo siempre; tal vez no competir en un escenario pero compitiendo en el escenario de la vida y la salud. Piensa en lo que va a ser después de terminar tu carrera como aficionado o culturista Pro.

Muchos también han tomado el camino de las drogas y el alcohol, tomando antidepresivos y aun así se deprimen casi a llegar al suicidio. Por favor, piensa otra vez cómo se puede utilizar este viaje del culturismo para vivir una vida mejor de conocimiento y ayudar a muchos otros, pero por favor, seamos realistas, no hay dinero para hacerse en este deporte.

Fui a la escuela para aprender teoría, pero me aseguré de vivir lo que predico. Para ser un profesional, simplemente tienes que vivir un estilo de vida de culturista en todo lo que haces, no esperando toda tu vida una tarjeta Pro que nunca podría llegar tal vez y te entre la tristeza y depresión, créeme que la tristeza no es lo que  quieres  para ti. Aprender, enseñar, ayudar a nuestra liga a tener éxito en todo para proseguir, pero siempre siendo realistas.

Hoy mira tu genética y el dinero que tienes en tus bolsillos para ver si esto es  para ti, y si no, hazlo  por  tu salud y para estar en forma. Muchos de los famosos fitness que vemos por ahí con coches y casotas… son solo fotos!! ni la casa, ni el coche es suyo! es solo una manera que buscan para sobrevivir, sesiones de fotos, videos de motivacion, etc


 

En conclusión: tienes que tener algo de que vivir aparte del culturismo, porque no hay nada seguro, no te vas a hacer rico, y si lo haces, será trabajando con algun título, dando cursos/seminarios de donde puedas cobrar, vendiendo suplementos, poniendote tu propio gym, incluso compitiendo y ganando el premio, solo asi podrías vivir diciendo “soy culturista” pero siempre con la realidad de hay “algo más” de donde echas mano.

Soy médico, modelo fit, entrenador personal, y atleta… soy bodybuilder.

Mucha suerte!

 

 

Anuncios

Build your legacy

“Construye tu legado”

Es así como empieza ésta entrada. Un lema muy cliché, y más dentro de un wey que acude diraamente a un gym.

No solo se trata de lo que los demás piensen, más bien de lo que en realidad soy, y lo que quiero que mi futuro represente más bien para mi. ¿Han escuchado esa frase de: “La batalla es tu vs tu”? Pues creo que es muy cierta, porque es cuestión de que a diario te levantes con ganas de más, de perseguir más de lo que el día de ayer seguiste, y conseguir más de lo que la semana pasada alcanzaste.

Todo eso es lo que me motiva a querer superarme como persona, a nivel profesional y moral. No es solo dar un ejemplo de vida a mis amigos, porque no soy alguien especial, no soy una figura que todo mundo conozca, pero que si ha pasado una y otra vez por caidas, que me he levantado si, y ahora puedo compartir todo mi camino y mis vivencias con aquellos que piensan que toda la vida he sido una persona “exitosa” dentro de mi gremio o rubro de trabajo.

Algún día, mis hijos leerán algo de éste blog no sé, mis nietos, sobrinos, quién sabe, y espero y se motiven con cada una de las líneas que dejo por acá. Y con legado me refiero a lo que mis amigos, familiares, gente que me conoce y quiere, que sabe por lo que he pasado y he compartido experiencias algú día recuerden mis consejos, mis logros, y les sirva para llegar lejos, como trato yo de hacerlo día a día!

Es lo mejor, sentirte orgulloso por lo que tu mismo has llegado a lograr, para ti y nadie mas, pero si alguien se queda con algo de todo eso, mucho que mejor… No estaría mal que un morro o morra al que, al asesorar, notara todos mis trofeos, medallas, fotografías y pensase “wow, es alguien que sabe lo que hace”, eso estaría a todo dar.

El legado de alguien como yo es eso, trayectoria! Y espero que, aprovechando mi juventud, mi camino de éxitos se haga más largo todavía, acompañado de esa gente que nunca me ha abandonado y me ha llenado de amor y experiencia.